La paciencia en el padel es fundamental. Esto es lo primero que debes saber.

En el padel, por lo general, gana el equipo que menos errores comete. Sobre todo en niveles iniciales. La pareja que menos errores no forzados cometa ganará el partido. La historia cambia a medida que nuestro nivel mejora. En tus inicios, si durante el transcurso del partido eres paciente, tendrás mucho camino recorrido.

Podíamos empezar contándote como sacar la bola por tres del campo, como utilizar el golpe mágico ganador de todos los puntos, o como terminar los puntos en dos golpeos, pero amigo, el padel no funciona así.

 

Es habitual ver en los niveles iniciales, y no tan iniciales, como la desesperación o las prisas nos hacen cometer errores no forzados, y estos, son los que nos llevan a la derrota. Algo que queremos evitar.

 

Saque a favor. Recibimos el resto del rival y se nos pasan mil cosas por la cabeza. «Viene a mi volea de derecha», «la quemo y gano el punto rapidito», «es un globo, ¿saco mi mejor remate? Su bola me ha sobrepasado, además estoy en la linea y caminando hacia atrás. Me lo pienso dos veces. Juan Lebrón lo hace con total facilidad, ¿Por qué no iba a poder yo?»

 

Por un momento nos convertimos en Sanyo Gutierrez en el anuncio de Head Padel. La principal diferencia, nuestra mentalidad. Nuestro único pensamiento es hacer que la bola explote, lo que hace que nuestras bolas acaben contra el cristal o incrustadas en la red.

Asegura tus golpes, no arriesgues.

Las primeras preguntas que debes hacerte a ti mismo son: 

-¿Cuáles son mis mejores golpes? 

-¿En cuáles tengo más carencias? 

 

Después debes pensár qué golpes utilizar en bolas más complicadas, ¿Por qué jugarte una bandeja de presión que no controlas del todo, en vez de pasar una bola sencilla intentando incomodar al rival con la devolución?

 

Utiliza los golpes con los que más cómodo te sientas. Recuerda, un buen globo hará que ganes la red y te dará la iniciativa del punto.

 

No intentes jugarte una bajada de pared si no controlas bien la técnica. Esto te hará perder más puntos de los que puedas ganar. Asegura tu golpe. ¿Controlas bien el globo? Úsalo y saca beneficio de ello.

trabaja la paciencia

En resumen, durante los partidos no te aceleres e intentes golpes imposibles. A medida que tu nivel vaya creciendo podrás realizar golpeos mucho más incisivos en tus rivales.


Mientras tanto, piensa en pasar el mayor número de bolas al otro lado de la red y asegura tus golpeos. El número de partidos ganados irá en aumento.


Ante puntos largos, no pierdas la paciencia. Manten tu estrategia y se paciente hasta conseguir esa bola perfecta que te permita ejecutar un buen remate con garantias.


Y sobre todo, ¡Disfruta de este maravilloso deporte llamado padel y de cómo vas avanzando poco a poco! Crecer en el padel requiere de un largo recorrido pero merece la pena.