Zonas de la pista de padel. Tu colocación en la pista de padel te dará muchas alegrías.

Descubre las diferentes zonas dentro de la pista de padel y las situaciones de partido que se dan en cada una de ellas.

A la hora de colocarte dentro de la pista de padel, deberás tener en cuenta algunos conceptos básicos que te ayudarán a la hora de recibir los envíos rivales.

¿Has empezado a jugar al padel hace poco y te has enganchado? ¿Quieres ir un paso mas allá y progresar en tu juego?

 Si es así y ya viste cual es LA AUTÉNTICA CLAVE EN EL PADEL, continúa leyendo. 

 

Vamos a aprender a colocarnos en la pista y a ser conscientes de que saber moverse por las diferentes zonas de la pista de padel, también es importante.

De hecho, en niveles inciales, donde la técnica brilla por su ausencia, el que tácticamente sea más avanzado será quien domine el partido de padel.

Durante un partido de padel, si te colocas en el fondo de la pista, estarás en posición defensiva. En ese momento, tus rivales estarán cerca de la red, en posición de ataque

 

Así, podemos distinguir dos fases bien diferenciadas: ataque y defensa.

Cuando te encuentras en la zona defensiva, esa posición tan incómoda cuando nos estamos iniciando en el mundo del padel, las ganas de salir de ella, te harán intentar ir acercándote a la red en cuanto veas la más mínima posibilidad.

Has conseguido avanzar un par de pasos. Parece que tu ansiedad por salir de la zona defensiva de la pista va desapareciendo y justo en ese momento una bola de tu rival te viene a los pies. 

 

¿Te suena verdad? En ese momento te resultará casi imposible devolver la bola, debido a que estás mal posicionado en la pista de padel.

 

Te has adentrado en la zona de transición, que no esta mal. El error ha sido quedarte en ella demasiado tiempo. Ahora ya conoces las tres zonas de la pista de padel:posiciones en la pista de padel

Zona defensiva, zona de transición y zona de ataque.

 

Estas tres son las diferentes zonas de la pista en las que te puedes encontrar. 

Vamos a ver como trabajar cada zona y qué hacer para sacar el máximo rendimiento a tu posición en la pista de padel durante el partido.

Zonas de la pista de padel.

Ya hemos visto en qué tres zonas se divide la pista de padel. Zona defensiva, zona de transición y zona de ataque.

 

Sabemos que te encanta el ataque, estar en la red, poder volear y sacar tus mejores remates, pero también debes saber posicionarte en el resto de zonas y esperar el momento indicado para llegar al ataque, ¡Aquí te lo contamos!

Zona defensiva.

En esta zona te encuentras defendiendo. Tus rivales han ganado la red. Aquí tu objetivo tiene que ser recuperarla. La manera más «fácil» será  utilizar uno de los golpeos basicos de padel, «el globo» para intentar sobrepasar a los rivales.

Usamos fácil entre comillas porque es un golpe que técnicamente no requiere grandes dotes, pero con tu globo pueden ocurrir tres cosas:

 

-Globo corto, dejarás a tus rivales la opción de un remate facíl.

 

-Globo que no sea lo suficientemente profundo pero haga retroceder algo a tus rivales, de forma que les compliques la volea. 

 

-Que te salga el globo perfecto y mandes a tus rivales al fondo de la pista. Con este último habrías logrado tu objetivo. Ten en cuenta que dependiendo de la calidad de tu globo, se abrirán nuevas situaciones de partido.

Aquí tienes al gran Paquito Navarro explicando la ejecución del globo.

Sigue sus consejos para conseguir dominar este golpe básico del padel y así conseguir dominar también los puntos.

-GLOBO CORTO: Si tu globo se queda corto, estarás brindando a tu rival la ocasión de cerrar el punto con un remate. La defensa de un remate a bocajarro será complicada. Decide bien en qué momento usar el globo, y de nuevo, recuerda que la paciencia en el padel es tremendamente importante. Nuestro consejo es: Espera a tener una bola fácil que te permita realizarlo con seguridad para poder ajustarlo bien y lograr así que llegue al fondo de la pista.

 

-GLOBO MEDIO: Tu globo se ha quedado a mitad de camino, has conseguido que tus rivales retrocedan un poco y ya no podrán volear con facilidad. Es tu momento de avanzar hacia la zona de transición. Recuerda no permanecer mucho en esta zona o darás la opción a tus rivales de jugarte una bola a los pies, algo que podría complicarte mucho el punto.

 

– GLOBO PROFUNDO: Si tu globo ha sido bueno y tus rivales no tienen más remedio que dejar votar la bola. Has logrado hacerles retroceder hasta el fondo de la pista para jugar una bajada de pared. Es tu momento. No lo dudes, sube hasta la zona de ataque sin contemplaciones. Ahora tú tienes el control del juego.

El globo no será tu único arma para salir de la zona defensiva durante el partido de padel, pero si será la más efectiva si tu nivel de padel todavia es bajo.

Otro recurso que puedes utilizar es el golpe conocido como «chiquita».

– LA «CHIQUITA»: Es un golpe que requiere gran control y algo más de nivel. Este golpe consiste en lanzar una bola cortita que caiga justo en el espacio existente entre tus rivales y la red.

Si no conoces este golpeo de contraataque no te preocupes, aquí tienes otro video.

En esta ocasión Rafa Galvez, nos explica paso a paso cómo se desarrolla el juego en la fase defensiva y cómo con una chiquita se consigue salir al ataque con solvencia.

Debes tener en cuenta que si tus rivales se pegan mucho a la red, con este golpe sólo conseguirás dejarles una volea fácil, tu compañero será el encargado de decirte donde se encuentran colocados tus rivales para no dejar una bola demasiado facil a tus contrincantes. 

 

Si por el contrario tienes hueco y consigues que la bola caiga a los pies de tu rival, tienes otra oportunidad de avanzar metros en la pista. Has obligado a tu rival a sacar una bola muy baja, y afortunadamente para ti, te quedará una bola facil de golpear. 

 

Tu adversario, además, tendrá que bajar la vista al suelo para restar tu chiquita. Esto facilitará tu subida a la red y traerá consigo la sorpresa de tu rival cuando al levantar la vista te encuentre rematando en la red. No olvides que este golpe requiere de más nivel y cordinación. Si no lo ejecutas correctamente perderás muchos puntos.

Zona de transición.

Como su nombre indica, esta es una zona de transición. En esta zona tus golpes tienen mayor poder ofensivo. Aquí no debes arriesgar mucho, ya que no estás en una zona definitoria. 

Para definir debemos encontrarnos en posiciones de ataque. Más cerca de la red. Recuerda: Se paciente.

Después de golpear en esta zona, en función de la calidad de tu golpeo, tendrás que decidir entre si recuperar la posición defensiva, si tu bola se ha quedado fácil para los rivales, o si pasar a la zona de ataque si tu golpeo ha sido efectivo y tus rivales pueden devolver la bola con facilidad.

 

Será tu momento para tomar la iniciativa en el punto.

 

Si permaneces mucho tiempo en la zona de transición, tus rivales acabarán lanzandote una bola a los pies que te será dificil de defender. Perderás muchos puntos. 

 

Recuerda que en esta zona debemos golpear la bola y cambiar nuestra posición en la pista hacia la zona que más nos convenga en ese momento.

Zona de ataque.

¡Enhorabuena! Has llegado a la zona de ataque. En esta zona tendrás el control del punto. Podrás volear para presionar a tus rivales esperando la bola perfecta para terminar el punto.

En la zona de ataque podrás colocarte más o menos pegado a la red dependiendo tanto de las bolas que estén jugándote tus rivales como de lo cómodo que te encuentres. 

 

No te pegues mucho a la red, piensa que, cuanto más pegado estés, menos tiempo tendrás para reaccionar. En la red, la distancia con la bola es más corta. 

 

Toma una distancia prudencial de la red, aléjate alrededor de un metro de ella. Trata de mantener a tus rivales en el fondo de la pista mientras esperas esa bola fácil con la que, sin duda, podrás rematar el punto.

Aqui os dejamos unos consejos para colocaros mejor en la zona defensiva y en la zona de ataque, desde el canal padel wall.

En definitiva...

Podemos decir que ya conoces las diferentes zonas en que se divide la pista de padel. Te hemos contado las fases de juego que puedes encontrar en cada una de ellas. 

 

Durante un punto pasarás de una zona a otra constantemente. No te desesperes, el padel es un deporte de paciencia. La pareja que más paciencia tenga y menos falle se llevará los puntos.

 

Mientras juegas trata de recordar, en cada momento, la zona de la pista en la que estás, su fase de juego y desarrolla el punto acorde a cada zona. De nada vale perder la red y fruto de la desesperacion querer realizar una bajada de pared definitiva. 

 

Casi seguro mandarás la bola a la red y el punto será para tu rival. Si te ves obligado a volver a la zona de defensa, ten paciencia y empieza trabajar el punto desde cero hasta hacerte de nuevo con la red. Aquí es donde se ganan los puntos.

Deja un comentario